La moneda boliviana18 marzo, 2012

la historia del bolivianoLa moneda de Bolivia es conocida con diversos nombres, boliviano, peso boliviano y nuevo peso boliviano. El boliviano se convirtió en moneda de curso legal en Bolivia en el año 1986, reemplazando a la anterior moneda de Bolivia, el peso boliviano, y fue puesto en circulación el 1 de enero del año siguiente. Su misión –que cumple aún– era rescatar a Bolivia de la gran crisis inflacionista que viviera el país en 1985. La primera acuñación de moneda Bolivia sucedería en 1825, tras la creación de la República de Bolívar. Hasta ese entonces, la moneda de curso legal en Bolivia era de origen español.
 

El boliviano, la moneda de Bolivia

El boliviano, la moneda de curso legal de Bolivia, tuvo al peso boliviano como predecesor, sin embargo la actual moneda Bolivia también adopta peso boliviano como otro de sus nombres. En el presente artículo, a efectos de distinción, la moneda de curso legal será boliviano y la predecesora, peso boliviano.

El boliviano supuso la moneda de rescate que llegaría con la nueva política económica, en noviembre de 1986. Una inflación del 8767% dejaba al peso boliviano en unas cifras cuya separación con el dólar americano de aquel año, era abismal. Cada dólar americano costaba 750.000 pesos bolivianos.

El boliviano, que al cambio supone un millón de pesos bolivianos, supondría una forma de oxigenación para Bolivia y su política económica exterior. La nueva moneda Bolivia era completamente convertible y contaba con flexibilidad de cambio respecto al dólar.

Tras el proceso de transición desde el peso boliviano al boliviano, la nueva moneda de Bolivia tomaría las riendas económicas como moneda única de curso legal desde el día primero de enero del año 1988. La denominación actual es: monedas de diez, veinte y cincuenta centavos y uno, dos y cinco bolivianos. Billetes de diez, veinte, cincuenta, cien y doscientos bolivianos.

Casa Nacional de la Moneda de Bolivia

La también conocida como Real Casa de la Moneda o Casa Nacional de la Moneda, fue erigida en 1575 en Potosí, por órdenes del Virrey Francisco de Toledo. El virrey estaba convencido del potencial de las minas de plata de Cerro Rico, en Potosí, y aquella primera casa de la moneda acuñaría monedas españolas durante casi doscientos años.

La segunda –y actualmente en funcionamiento– se erigiría entre los años 1759 y 1773, también en Potosí. Esta vez la orden vendría directamente del rey español.

En ella se acuñaría moneda española hasta dos años después de la Guerra de la Independencia y la instauración de la República de Bolívar, en 1825. No sin grandes dificultades, por fin nacía la moneda de Bolivia y en el país se establecía así un antes y un después en la moneda.

Foto: Roswitha S. – Fotolia
Similar Posts:

 

 

Los comentarios están cerrados

Disculpa, pero no puedes dejar un comentario para esta entrada.

 

El bloguero aventurero

El año 2007 fue, sin duda alguna, un periodo lleno de experiencias vitales. Con poco equipaje, decidí viajar a Latinoamérica. Sin mapas, ni planes, ni contactos. Lo que comenzó como una aventura con fecha de caducidad, acabó por ser una manera de entender la vida y un cambio de 180 grados. Argentina, México, Brasil, Venezuela, Colombia, Chile, Perú y, como no, mi querida Bolivia. Fue en este país donde me percaté de que ya no quería regresar a Europa.

Quiero compartir con todos vosotros mi visión y experiencia de este país y del resto del continente gracias a los viajes que realicé, consejos que acumulo de otros aventureros y noticias que, desde este punto del planeta, están en el punto de mira.

 

Buscar